Erizos Marinos en Sierra Morena

…como este ejemplar fósil del género Schizechinus, equinoideo regular que vivió en la actual Sierra de Córdoba hace unos 10 millones de años (Mioceno Superior). En aquellos momentos, y durante uno cinco millones de años más, el borde meridional de la sierra cordobesa constituyó el litoral de la denominada Cuenca del Guadalquivir, un gran golfo entonces del océano Atlántico.

-La riqueza paleontológica que contienen las rocas calcareníticas de esta época nos da una idea de la elevada biodiversidad de los ecosistemas marinos que albergó la región: protozoos, bivalvos, corales o cetáceos, además de tiburones, anélidos, braquiópodos y otros equinoideos son algunos de los grupos de organismos representativos de la zona.

-La observación minuciosa de erizos fósiles como el de la imagen nos permite disfrutar de su originalidad: su simetría pentámera, su ano dorsal (el de la foto está deteriorado), sus tubérculos granulosos donde se apoyaban las espinas, desaparecidas a la muerte del animal, o los cientos de orificios por donde salían alineados sus pies ambulacrales, esos apéndices hidráulicos para el desplazamiento y la respiración del animal, son algunas de las características perfectamente perceptibles a simple vista (con una lupa obviamente muchos mejor).

-Pero si la salida al campo no es posible, una visita atenta a los muros de muchos de nuestros monumentos puede depararnos gratas sorpresas. Desde época romana edificios históricos como la Mezquita-catedral o las iglesias medievales fueron construidos con sillares de estas rocas miocenas tan ricas en fósiles y que fueron extraídos de las numerosas canteras localizadas en los alrededores de la ciudad.

Enlaces de interés: “Fósiles animales. Colección Recursos naturales de Córdoba”: https://www.dipucordoba.es/publicaciones/contenidos/10464/fosiles-animales.

“Fósiles en la Mezquita-catedral. Guía didáctica”, Miguel Ángel Núñez https://socohina.org/2020/11/01/guia-didactica-de-fosiles-mezquita-catedral/