Los ojos del búho real: el señor de la noche (Soledad Carpintero)

El búho real (Bubo bubo) es la mayor rapaz nocturna de la península ibérica, pudiendo superar los 70 cm de altura y 180 cm de envergadura. El gran tamaño de sus ojos, de intenso color anaranjado, indica su carácter nocturno y su excelente vista. Aunque no puede mover los ojos, su giro de cabeza, de hasta 270 grados, suple esta peculiaridad. Además tiene un magnífico oído, características todas que favorecen su papel como superdepredador. 

El búho real es solitario y muy territorial, emitiendo su canto, cuya onomatopeya explica su nombre científico, para advertir de su presencia a posibles competidores, escuchándose hasta a 2 km de distancia. Aunque puede encontrarse en muy diversos hábitats, generalmente nidifica en roquedales de zonas montañosas. 

Décadas atrás mostraba una distribución más extensa; la presión antrópica y la escasez de sus presas han ido disminuyendo las poblaciones y sus zonas de cría, aunque en los últimos años, tras su protección, se han ido recuperando algo. A pesar de su carácter solitario, gran tamaño, pico afilado y fuertes garras, tolera bien la cría en cautividad, siendo una especie utilizada en la cetrería.