Saltamontes llorón (D. Peinazo)

Cuando el invierno llega, la mayoría de los ortópteros callan; muy pocos, muy pocos permanecen activos. Entre ellos, el saltamontes llorón (Eyprepocnemis plorans) desafía estridulando desde una enea el destino que Walt Disney le marca en “El saltamontes y la hormiga”, trabajar como comediante en el hormiguero.

Eyprepocnemis plorans abunda en las zonas húmedas; como especie polífaga se alimenta de una gran variedad de plantas, incluyendo muchas cultivadas. Es frecuente que los adultos permanezcan activos durante el invierno, lo cual supone una ventaja comparativa ya que les permite alimentarse sin excesiva competencia. Por tanto, periodos de inviernos suaves, cada vez más frecuentes como consecuencia del efecto invernadero, favorecen su expansión hacia el norte, ampliado de este modo su área de distribución que actualmente está limitada en Europa al sur de las penínsulas Ibérica, Itálica y Helénica. ¿Y lo de llorón? Solo hay que verle la cara.